Nadie perdona al hermano que mata al hermano. Por Flóbert Zapata

no romper con venezuela

“Solicitamos al presidente Dr. Iván Duque y su canciller Dr. Carlos Holmes evitar un escalamiento de la crisis diplomática con Venezuela y trabajar por la normalización plena de las relaciones binacionales”

Al muchacho de Filadelfia que mató a la hermana apenas ingresado lo golpearon casi mortalmente dos veces en la cárcel. Es inenarrable el dolor de sus padres. Nadie perdona al hermano que mata al hermano, así sea el hermano calavera.

Por sobre cualquier cosa Colombia y Venezuela son países hermanos. Nadie perdonará a Colombia matar a Venezuela como nadie perdonaría a Venezuela matar a Colombia.

Colombia admirable y sabia entre los sabios, hermana perfecta,  virtuosa, justa, sabia, inmaculada, paciente, modélica, dulce,  civilizada, igualitaria, justa, no mates al hermano calavera, no lo mandes a matar, no sirvas de sicario.

Comisión de Paz de Colombia pide restablecer relaciones con Venezuela

 

https://www.telesurtv.net/news/colombia-comision-paz-ivan-duque-relacion-venezuela-20181213-0047.html

Manizales, viernes 14 dic/ 2018

© Flóbert Zapata, dic/ 2018

Anuncios

El Esmad le saca un ojo a un estudiante de música. Por Flóbert Zapata

Esteban Mosquera

Ahora, mientras leo a quienes te insultan y dicen que te lo buscaste por estar en el movimiento de estudiantes que utiliza el conflicto, y a quienes desean utilizarte contra el gobierno, solo siento el fastido que he sentido siempre hacia el fanatismo, la ignorancia querida y esas ideas retorcidas de quienes son tan mezquinos que solo piensan a través de sus vísceras y de sus complejos, de sus resentimientos o de sus odios.
Ahora mientras hablaba por teléfono y me preguntaban como vamos decírselo a tu abuelita, yo no sabía que decir. Porque le dolerá muchísimo. Ella siempre ha adorado a sus ovejitas rebeldes. Al fin y al cabo ella lo ha sido en cierto sentido.
Pero más me preocupas tú. Que esa violencia que has sentido en tu cuerpo y sus consecuencias físicas, no te dañe esa música que estás buscando y le de su lugar al caos.
Leer más en: http://elnuevoliberal.com/sentidas-palabras-de-familiar-cercano-del-estudiante-esteban-mosquera/#ixzz5ZfjIPHFA

Hay que agregarle dos ojos

al escudo nacional,

esta modificación

la debemos al Esmad.

 

Un ojo es de Manizales,

el otro es de Popayán,

el uno es estudiantil,

el otro fue sindical.

 

Juan Carlos Martínez Gil,

dirigente de Educal

y ayer Sebastián Mosquera,

pueden llorar la mitad.

 

Con su música a otra parte

le dicen a Sebastián,

el estudiante de música,

el ciudadano ejemplar.

 

Es triste la democracia

si no se puede marchar,

democracia sacaojos

es dictadura al final.

Sentidas palabras de familiar cercano del estudiante Esteban Mosquera
http://elnuevoliberal.com/sentidas-palabras-de-familiar-cercano-del-estudiante-esteban-mosquera/

Manizales, viernes 14 dic/ 2018

© Flóbert Zapata, dic/ 2018

Mi padre podía temblar. Por Flóbert Zapata

Flóbert actual

Me miran llorar mis hermanos,

mantienen temblando por mí,

de todos recuerdo sus manos

y pienso en dejar de escribir.

 

Se sabe que no puedo hablar

ni debo tampoco mentir,

mi padre podía temblar

y luego no pudo vivir.

Manizales, miércoles 28/ nov/ 2018

© Flóbert Zapata, nov/ 2018

Por eso esta vida anémica y ambigua. Por Flóbert Zapata

20180320_135033

«Un zar, hallándose enfermo, dijo:
¡Daré la mitad de mi reino a quien me cure!
Entonces todos los sabios se reunieron y celebraron una junta para curar al zar, mas no encontraron medio alguno.
Uno de ellos, sin embargo, declaró que era posible curar al zar.
– Si sobre la tierra se encuentra un hombre feliz – dijo – quítesele la camisa y que se la ponga al zar, con lo que éste será curado.
El zar hizo buscar en su reino aun hombre feliz. Los enviados del soberano se esparcieron por todo el reino, mas no pudieron descubrir a un hombre feliz. No encontraron un hombre contento con su suerte.
El uno era rico, pero estaba enfermo; el otro gozaba de salud, pero era pobre; aquél, rico y sano, quejábase de su mujer; éste de sus hijos; todos deseaban algo.
Cierta noche, muy tarde, el hijo del zar, al pasar frente a una pobre choza, oyó que alguien exclamaba:
– Gracias a Dios he trabajado y he comido bien. ¿Qué me falta?
El hijo del zar sintióse lleno de alegría; inmediatamente mandó que le llevaran la camisa de aquel hombre, a quien a cambio había de darse cuanto dinero exigiera.
Los enviados presentáronse a toda prisa en la casa de aquel hombre para quitarle su camisa; pero el hombre feliz era tan pobre que no tenía camisa»

Los honrados gobiernan y han gobernado siempre.

Ladrones del pasado, honrados del presente,

lo que el tiempo blanquea y hace honrado.

Corruptos del presente que esperan ser pasado.

Una de las razones por las que asesinaron a Rafael Uribe Uribe fue que tenía toda la información de los ladrones de ese tiempo, de los saqueadores de la mina del Estado, lo que llaman benévolamente corruptos, cuando debieran darles su verdadera sonoridad: putrefactos. Los iba a mandar a la cárcel con el poder de su verbo, su inteligencia y su patriotismo positivo y puro. El único camino para que la soga del dinero no acogote o ahorque a la persona y a la especie es la honradez y el límite a la codicia. Pero la honradez de todos. No como en Colombia, donde los ladrones dan clases de honradez. Mataron a Uribe, como se le conocía. En un discurso Gaitán, el sucesor del trono del martirio, lo menciona, “Uribe”. Mataron al tapón de la sangría. Por eso esta vida anémica y ambigua.

Manizales, martes 11 dic/ 2018

© Flóbert Zapata, dic/ 2018

Y también mataron los sindicatos. Por Flóbert Zapata

goebels

«Si yo supiese algo que me fuese útil y que fuese perjudicial a mi familia, lo expulsaría de mi espíritu. Si yo supiese algo útil para mi familia y que no lo fuese para mi patria, intentaría olvidarlo. Si yo supiese algo útil para mi patria y que fuese perjudicial para Europa, o bien que fuese útil para Europa y perjudicial para el género humano, lo consideraría como un crimen, porque soy necesariamente hombre mientras que no soy francés más que por casualidad» (Montesquieu).”

El barato espectáculo de capitalismo triste de la reforma tributaria, consistente en ir a buscar donde no hay en vez de ir donde hay. Porque donde hay se encuentran los Midas matones resguardados por matones: Un testigo del caso Andrade dijo en radio: “Me da miedo meterme con ese senador, meterse con un senador es muy hijueputa”.

La farsa del fiscal ad hoc que continuará la sagrada tradición de la impunidad: un ultraderecho taimado para que antijuzgue a los ultraderechos ruidosos. La llaman corrupción pero la deberían llamar muerte. Lo llaman corrupto pero debieran llamarlo asesino. Píenselo bien y verá.  El Estado corrupto es el cómodo cementerio donde entierran los cadáveres los grandes asesinos. Los asesinos en serie económicos.

La trama Petro, tan débil que se derrumba como los edificios de Medellín ante el humor de Tola y Maruja en El Espectador del domingo. Tan débil como la montada a Santrich. Los hijos de educadores son personas de buena moral y Santrich levantó su moral no sobre una sino sobre dos columnas: padre profesor y madre profesora. El gran poeta Santrich.

Y próximamente el rutinario reality show del salario mínimo, la desesperanza en traje de bondad, el designio de que millones de colombianos vivan como animales domésticos: no hay con qué pero como fútbol de pantalla. El jubilado que sirve de portero en un edificio porque la pensión no le alcanza. El trabajador sin amparo: en Colombia no matan a los sindicalistas porque ya los mataron a todos y también mataron los sindicatos.

Manizales, martes 11 dic/ 2018

© Flóbert Zapata, dic/ 2018

El Gato parecía un gringo. Flóbert Zapata

reducir desigualdades

A nivel mundial entre 1980 y 2016, el 1% más rico de la población ha aprovechado dos veces más el crecimiento que el 50% más pobre, un aumento de las desigualdades que tensa y desgarra el tejido social, cómo recientemente se ha visto en Francia. O de manera menos mediática, en otras regiones del mundo como América Latina, lastrando el crecimiento.
Erradicar la cultura del privilegio que caracteriza a América Latina y el Caribe requiere abordar la desigualdad en el ingreso y en la distribución de la riqueza, así como la evasión fiscal, que representa 340.000 millones de dólares al año en la región (6,7% de su PIB), señaló la máxima representante del organismo regional de las Naciones Unidas durante el encuentro dedicado a analizar “las desigualdades y la cohesión social”.

Gobernar es fácil. Todos gobernamos. Los padres al hijo, el marido a la mujer o la mujer al marido, el pastor a sus fieles, el superior a sus subalternos, el maestro a sus alumnos, el hermano mayor al menor, etc. Somos expertos en gobernar. Un país se gobierna como una casa. Esto para transporte, esto para mercado, esto para estudio, esto para ropa, etc. Gobernar un país es más fácil que gobernar una casa. Lo que es difícil de manejar es el  privilegio tras más privilegios y el nido de carroñeros tras el presupuesto, lo que llaman poder, eso es lo difícil de manejar.  Y lo internacional o sea el nido de carroñeros universal, los países carroñeros poderosos comiéndose a los más débiles, los ojos azules comiéndose a los ojos negros.

Hay dos formas de gobernar: para los ricos o para los pobres, capitalismo triste o capitalismo alegre.

El capitalismo de China y de EE.UU. es  capitalismos alegre.

En EE.UU. 3,5 millones de personas no tienen techo, el 1% de la población, o sea que la riqueza llega a la mayoría, casi a todos; hay pleno empleo y no hay hambre. Aunque los mejores momentos de este Estado del Bienestar fueron en el 60 y el 70, cuando competía con la Unión Soviética. Los años maravillosos, Kevin, Joe Cocker.

China ha sacado 700 millones de campesinos de la pobreza en 40 años y ya empezó a  sacar del nicho a los restantes 30 millones.

El capitalismo de EE.UU. es socialista, alegre, y el socialismo de China es capitalista, sin perder la alegría, sin dejar que la alegría sea su centro.

El capitalismo de Colombia es de los más tristes del mundo porque es uno de los países más desiguales del mundo, la mitad de la población no tiene vivienda, más de la mitad de la población vive como animal doméstico de pobre, la educación grita desesperada, la salud vive de luto, etc.

Pero los tahúres del engaño están ahí para decir que así debemos seguir. Poblaron el Estado y lo envenenaron.

Era una familia de cuatro miembros con casita en Bosques del Norte, ahora es de tres. El papá encuentra tres meses al año de trabajo en construcción.  Las facturas se lo llevan casi todo. La señora enflaquece. Se mete a evangélica. No hay trabajo pero el adolescente hijo mayor trabaja en una tienda llevando mercados a domicilio por 10 mil pesos diarios el fin de semana, de ocho a ocho por esas lomas en un carro de mano y sin embargo es un trabajo codiciado, si lo deja resultan cien para reemplazarlo. Se aburre. Con unos amigos se meten a una casa y se roban un televisor. Para la cárcel. La mamá enflaquece más. Pasan los años y la situación no mejora, así debemos seguir.  Ahora es el menor el que no soporta ver la flaqueza de la madre, se dedica al raponeo. Lo matan. Al menor lo llamaban El Gato, no me acuerdo del nombre aunque fue mi alumno querido. Era una familia con valores humanos y esperanzas, ahora es mutilación y llanto. La señora tenía ojos verdes, al papá y al mayor no los conocí. El Gato parecía un gringo.

 

China experimenta caída sustancial en tasa de pobreza en últimos 40 años

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2018/1210/c31621-9526849.html

Reducir las desigualdades para activar el crecimiento

http://es.rfi.fr/economia/20181207-el-imperativo-de-combatir-las-desigualdades

Manizales, lunes 12/ nov/ 2018

© Flóbert Zapata, nov/ 2018

Ahí van los habitantes de la calle. Por Flóbert Zapata

habitantes de la calle

“Según Fray Gabriel Gutiérrez, sacerdote franciscano y miembro de la fundación Callejeros por la Memoria, que organiza el evento, en el país hay más de 80 mil ciudadanos en condición de calle”

Ahí van los habitantes de la calle,

hermosos en su arte de vagancia,

malditos y elegidos a la vez

en esta sociedad de la importancia.

La autoridad los besa con la sangre,

la libertad los besa con basura;

sin saber que lo son ahí van los ácratas

por fuera de la inmensa sepultura.

 

La máquina está sacando demasiados productos defectuosos. Hay que revisarla a ver si tiene arreglo o si ya cumplió su ciclo.

Sólo una parte de los  habitantes de la calle consume drogas o roba, la mayoría son fracasados en sus sueños: el que se vino de un pueblo santandereano a la capital a trabajar y estudiar en la Nacho, no pasó del primer semestre pero no regresa a su pueblo por orgullo y pasa los días con aguardiente.

Están también los que simplemente se enamoraron de la libertad de la calle, que tienen familia y casa pero prefieren la calle.

Hay habitantes de la calle de todo tipo y entre ellos los que la calle degeneró y de humanos tienen poco. Estos son los más hermosos porque muestran en toda su dimensión el fracaso de una sociedad: allá no está la felicidad y aquí tampoco, allá está el horror y aquí también. Ya saben, además, lo hermoso tiene su parte fea y lo feo tiene su parte hermosa, porque no hay nadie totalmente feo ni hay nadie totalmente hermoso.

Cómo decirles feos si nosotros los fabricamos. Decirle feos es avergonzarnos de nuestras manos.

Entre los habitantes de la calle hay filósofos y santos.

San Francisco de Asís era un hombre de la calle y andaba desnudo, san Francisco de Asís el  anticapitalista.

Toda la ciencia, toda la técnica, todo el progreso, los viajes a la luna, los cruceros, las bombas atómicas, el internet, los celulares, los rascacielos, todo eso junto vale menos que un habitante de la calle, porque todo eso junto no tiene vida y un habitante de la calle sí.

Toda la ciencia junta es menos maravillosa que la vida de una bacteria, toda la ciencia junta no es capaz de crear una bacteria, de clonarla sí pero de crearla no.

Le dijeron antes de nacer: escoge quedarte en el no ser o ir al ser pero sólo una hora porque ese es tu destino. El bebé nació y a la hora murió. De nuevo en el no ser le preguntaron. ¿Valió la pena? Y respondió: valió la pena vivir una hora, valió la pena respirar el aire, valió la pena sentir la luz, valió la pena oír la voz humana, valió la pena mover las manos, valió la pena, es bello estar vivo. ¿Por qué quitarle los minutos de sagrada vida que le quedan al habitante de la calle, por qué quitarle su tiempo concedido? El bebé no fue traído a su hora de ser a la fuerza, el habitante de la calle no debe ser tirado a la fuerza al no ser.

EN DICIEMBRE SE CELEBRARÁ LA VIDA DE LOS HABITANTES DE CALLE

http://www.contagioradio.com/habitantes-de-calle-articulo-58868/

celebración habitantes calle

Manizales, martes 4 dic/ 2018

© Flóbert Zapata, dic/ 2018