Yemen, espejo donde se peina los cabellos la muerte. Por Flóbert Zapata

Yemen hambruna 2

En Yemen han muerto 3000 mujeres, en general van 10.000 muertos y 13 millones de yemeníes pueden morir en la mayor hambruna de los últimos cien años. Todo ha sido destruido, también los puertos por donde entran los alimentos de un país que no los produce sino que los exporta. Yemen, espejo donde se peina los cabellos  la muerte

EE.UU. a veces ataca países con sus propios soldados, otras veces contrata mercenarios de 80 países como en Siria y este vez contrata un país contra Yemen: Arabia Saudita. Así mismo ha contratado a Colombia para iniciar una guerra contra Venezuela. Se contratan países como se contratan personas, hay siervos-países y hay siervos-personas.

La guerras no siempre son entre pandillas. A veces actúa una pandilla contra un individuo. Esta vez contra Yemen la pandilla Arabia Saudita-EE.UU-Inglaterra-Israel, estos últimos como financiadores y dotadores de armas. Contra Yemen, el país  más pobre del mundo árabe.

Una guerra entre Colombia y Venezuela podría convertir a Suramérica en un medio oriente.

Una guerra entre Colombia y Venezuela podría convertirse en el inicio del gran desastre suramericano.

Los colombianos cargaríamos con la vergüenza histórica de haberlo comenzado.

Manizales,  martes 16/ oct/ 2018

© Flóbert Zapata,  oct/ 2018

 

Anuncios

Así castiga el vicioso a quien se niega a enviciarse. Por Flóbert Zapata

julian assange

“En una de estas ventanas, de una calle sin salida y sin sol, sobrevive Julian Assange desde hace 6 años.  Lenin Moreno  le prohibió  usar el internet, recibir visitas, ver televisión, de recibir llamadas telefónicas, libros y de asomarse a la ventada ¡Resiste Julian!.www.laiguana.tv”

En una de esas ventanas de una calle sin salida,

a la que nunca entra el sol, aguanta Julián Assange.

 

Seis años lleva de muerto, seis años lleva cansado,

haciendo siempre lo mismo como se hace en la cárcel.

 

Lenin Moreno lo mata al quitarle el internet,

el teléfono, los libros y hasta el olor de la tarde:

 

le ha prohibido también asomarse a la ventana.

Así castiga el vicioso a quien se niega a enviciarse.

Manizales,  domingo 15/ oct/ 2018

© Flóbert Zapata,  oct/ 2018

La imagen del niño en la playa. Por Flóbert Zapata

Aylan Kurdi

“En 2015 se inició un impactante tsunami de migración forzosa de los sobrevivientes de la guerra en Oriente Medio que buscaban llegar a Europa desde Turquía.
Miles de migrantes arriesgaron sus vidas para llegar a Europa a través del mar Egeo pero a la mayoría los países europeos les negó la entrada.
Varios informes revelaron que las frágiles barcazas en las que viajaban los migrantes se volcaron en las costas griegas. Algunos medios turcos informaron de que fuerzas enmascaradas esperaban los barcos con los migrantes asiáticos para hundirlos deliberadamente antes de que alcancen las islas griegas.Hispantv”

El blanco disfruta la vida

mirando caer al extraño.

Nos gusta la carne de sirio,

nos gusta el sabor del ahogado.

 

Fabrican a  los emigrantes

y los atormentan, los matan,

los aguardan los neonazis

si el mar no rompió sus barcazas.

 

La esperanza en este momento

está bocabajo y no habla.

No puedo sacar de la mente

la imagen del niño en la playa.

Aylan Kurdi

 

Manizales,  domingo 14/ oct/ 2018

© Flóbert Zapata,  oct/ 2018

Piñera vs Michael Moore. Por Flóbert Zapata

Michael Moore

Como respuesta a los que piden educación gratuita, o sea la educación como derecho, Piñera suelta una frase amarga y aparentemente irrefutable: “Nada es gratis en este mundo”. Lo que quiere decir que en este mundo todo tiene dueño. Verdad que no entiende un niño y los niños son puros y no contaminados como nosotros, son los jueces naturales y las víctimas impotentes de la locura económica humana. Y les parece a los niños, a mí me parece que dos cosas no debieran tener dueño: la educación y la salud. Cosas tan delicadas no son para entregárselas a los comerciantes, no son para convertirlas en monedas.

Cuando Piñera sostiene que  toda la educación debe ser privada lo que dice groseramente es que las masas de desposeídos no merecen educación. Si en Colombia privatizaran toda la educación no tendría cómo pagarla el 65% de la población que vive con menos de dos dólares diarios, o sea en la pobreza absoluta. Entonces el gobierno benefactor aumenta el salario del pobre para que pague la educación, lo que indica que ya la pagaba antes, que se la descontaban antes, que la diferencia sólo sería de forma, ¿para qué tanta vuelta? Pero los gobiernos de Chile y de Colombia no son benefactores de los parias. Y el paría se quedaría sin educación. Peor aún, lo privatizado tiende a encarecerse y Piñera sabe bien que el salario del pobre debe ser cada vez más barato.

Finlandia es famosa por tener la mejor educación del planeta. Y la educación de Finlandia es gratuita, es verdaderamente un derecho.

En ¿Qué invadimos ahora?  Michael Moore muestra modos de pensar opuestos a los de Piñera. Países en los que la felicidad la reparten bien repartida. Culturas que piensan que si el niño es feliz aprende más. Países en los que la educación y la salud no están en manos de especuladores. Pueblos en los que no todo tiene dueño. Prisiones que no creerías y guardias sin pistola. Etcétera.

La justicia chilena acaba de dictaminar la expropiación a Pinochet de millones de dólares que robó durante la dictadura. Ya no pasarán por herencia a sus descendientes. Lo cual debe lamentar Piñera, heredero mental de Pinochet y defensor de su falso milagro.

¿Qué invadimos ahora?

Manizales,  martes 9/ oct/ 2018

© Flóbert Zapata,  oct/ 2018

Siempre la hemos mirado. Flóbert Zapata

soldado llorando

“La pena del Sargento Koza-kiewich, captada por Turnely en 1991, en el Golfo Pérsico, durante la Operación Tormenta del Desierto, retrata a un sargento estadounidense llorando cuando nota que en una bolsa cerca de él está el cuerpo de su amigo”.

De pronto todos los colombianos tenemos ojos azules. De pronto somos vikingos conquistadores. Pertenecemos a la OTAN  de ojos azules. Ya no somos indios ni negros ni mestizos, somos todos blancos. Ya no somos latinoamericanos, somos europeos. Queremos participar en las guerras para que nos toque parte del botín. Queremos matar a gente en el otro lado del mundo, a gente que ni siquiera sabemos que existe. Ya matamos coreanos y nunca habíamos visto uno. Los ha habido, algunos han vuelto en bolsas, no sé si en este momento mercenarios colombianos matan árabes que no les han hecho nada porque viven muy lejos. Ahora nuestros voluptuosos ojos azules y nuestra hambrienta mentalidad blanca miran a Venezuela. Ya la habíamos mirado antes de ser de ojos azules.  Con ojos azules o sin ojos azules siempre la hemos mirado.

Manizales,  lunes 8/ oct/ 2018

© Flóbert Zapata,  oct/ 2018

Notas sobre la migración venezolana. Flóbert Zapata

médicos integrales comunitarios

Día Nacional del Médico Integral Comunitario en Venezuela.

Hay una avalancha universal de fakes  sobre la inmigración venezolana tratando de convertirla en una crisis humanitaria cuando no hay tal. Muy poca gente puede defenderse de la deformación antiestética que hechiza y enmudece. Una nueva asignatura educativa debiera ser Defensa personal ante los medios.

La migración venezolana tiene una parte natural y otra parte artificial. A los medios les interesa más el escándalo que el análisis. El escándalo tiene bases reales y bases falsas. Se sabe que los medios son armas y que la munición son las mentiras. Y el que no lo sepa está matando, está siendo utilizado como soldado que le dispara a la verdad y la vida.

“De 16 mil personas que, según el INE (Instituto Nacional de Estadística de España), emigraron de Venezuela al Estado español, 10 mil eran personas retornadas con nacionalidad española.ensartaos.com.ve”.

La migración de 200 mil ciudadanos a EEUU no debe contar. ¿Si en EEUU le abren la puerta a los colombianos como se la abren a los venezolanos, cuánta gente se iría? La tercera parte de la población. No ingresan más venezolanos a EEUU porque Trump odia las congas. Al país que le abra las puertas EEUU, queda vacío.

A los inmigrantes en Brasil y Perú les hacen firmar un papel de la ONU donde dicen que vienen huyendo de Maduro o no les ayudan. Pero nosotros no venimos huyendo del gobierno ni del presidente Maduro, venimos huyendo de la economía, explican. Les toca firmar. Hay manejos sucios en todo este asunto en gobiernos y en estructuras no gubernamentales construidas con ese fin. Todos de derecha.

Hay manipulaciones estatales, mediáticas, partidistas y estadísticas. Pedirle al homogéneo gobierno colombiano que hable con la verdad es como pedirle a la verdad que hable duro, le da miedo, está paralizada desde hace lustros. Tan bueno cuando había emisoras en las que uno no escuchaba la irrealidad o cuando había separación de los poderes el Estado, ahora tan unidos.

La inmigración venezolana es asombrosamente baja si miramos la realidad, en comparación con las cifras manipuladas por la coalición de gobiernos contra el socialismo en Venezuela, que de eso se trata todo. Los que hablan de millones evocan a Orson Wells y la invasión extraterrestre. Con estas pruebas pocas presentadas y con las pocas que vienen la inmigración venezolana espontánea no  supera las 500.000 personas. La inmigración inducida y programada es también una forma de guerra.

Hay una parte de la inmigración venezolana que es natural, ciudadanos que buscan nuevos horizontes ante la falta de billete y la escasez de alimentos y medicinas por el bloqueo económico, el embargo y las sanciones. A esos los abrazamos, les abrimos nuestro corazón y que se los abran en todas partes.

Pero hay una parte de la inmigración que es artificial, promovida. La mayor inmigración se encuentra en Colombia y la mayor artificialidad de la inmigración se encuentra en Colombia porque Colombia es la base del ataque y queda cerca para devolverse. A la empresa privada, a toda la derecha y la ultraderecha, los vemos acuciosos incentivando la inmigración o entregando puestos de trabajo en centros comerciales,  Tigo, Éxito, tiendas, restaurantes, etc. Hay una estructura que promueve la inmigración. Lo he visto personalmente. Llegan los venezolanos y la estructura los recibe,  les da su puesto de arepas o de sopa y les consigue pieza.  En una empresa de vigilancia de 300 trabajadores 100 son venezolanos. Y el colombiano Wilmar no consigue trabajo de vigilante hace un año. Si a los Colombianos les ofrecieran puestos de trabajo en otros países se irían millones. Restémosle esta inmigración artificial a la migración natural, que es la que vale.

Restémosle a la inmigración también los venezolanos de billete que se la pasan tomando tinto en Bogotá pero engordan las estadísticas. ¿A   los venezolanos que se suben a los buses o se plantan en las calles a hacer proselitismo político les pagan o viven del aire?, ¿si no viven del aire quién les paga?

Colombia es el país con más inmigrantes de América del Sur, se dice que 4.600.000 colombianos viven en el exterior actualmente. Con los que vivieron antes y murieron pongámosle unos 10.000.000 de colombianos que se han ido, aunque pueden ser más. Esto prueba que no hemos podido construir un país en el que  todos los colombianos puedan realizar sus sueños.

Parte de los migrantes venezolanos que llegan a Colombia son en realidad colombianos que hace lustros se fueron huyendo de la violencia o la exclusión y ahora regresan. Se ignora cuántos.

Si salen los venezolanos de Venezuela también los colombianos siguen saliendo de Colombia, miremos a Chile: “Es de resaltar la cantidad de colombianos que han ingresado en este último periodo. Cifras del Consulado de Colombia en Santiago hablan de  alrededor de 70.000 compatriotas de forma regular a lo largo de todo el país. las dos orillas.com”.

El mayor número de migrantes son de origen colombiano en estos países: Perú, Ecuador y Venezuela. La migración colombiana seguirá siendo la campeona de Suramérica mientras no se enfrenten los problemas estructurales que nos aquejan.

“A finales del siglo XVIII el 20% de la población Colombiana disfrutaba de algunas de las ventajas de la “casta” de los blancos, el resto, eran indios sumidos en la servidumbre, esclavos, arrochelados, huidos y mestizos pobres de todo género7. La guerra de Independencia (1808-1822) creó sistemas de movilidad social como los ejércitos, la burocracia estatal y nuevas fronteras territoriales que unidas a los signos de libertad, permitieron que la población rural y semiurbana se vinculara a nuevos escenarios económicos, políticos y de seguridad personal y familiar. La posguerra de Independencia reforzó los sectores medios y altos que llegaron a ser el 35% de la población. Sin embargo, casi dos siglos después los modelos de crecimiento y desarrollo dejan en Colombia 26 millones de pobres absolutos, cuyos ingresos diarios están por debajo de dos dólares. Con 40 millones de habitantes la cifra representa el 65% de la población. Así, el reto actual de Colombia es incorporar a los mercados y al bienestar al menos un 20-25%% de estos 26 millones de parias. Con ello fortalecería su democracia incipiente y ofrecería una alternativa de movilidad derivada de la paz y no de la guerra. Este es el más grande reto para la economía, para los políticos y para la sociedad en su conjunto8. Como ha sido reconocido por expertos funcionarios de Naciones Unidas, “Las reflexiones sobre los resultados frustrantes de las reformas y el descontento social” en América Latina y otras regiones “deberían convencer a muchos sobre la necesidad de repensar la agenda del desarrollo”9. Una nueva agenda que debe pasar, no sólo por la pobreza, sino por los problemas del medio ambiente, de la diversidad cultural, de los derechos humanos, de las reivindicaciones de género y grupos minoritarios y por los de la extensión y garantía de los derechos ciudadanos10. Emigración y éxodo en la historia de Colombia Hermes Tovar Pinzón”.

https://journals.openedition.org/alhim/522

Agréguese también que unos miles de venezolanos que emigraron han vuelto a Venezuela con el programa Vuelta a la patria.

Manizales,  jueves 4/ oct/ 2018

© Flóbert Zapata,  oct/ 2018

 

Lula es el Assange de Brasil. Por Flóbert Zapata

golpe blando

“Oh! di cuando clarea

el misterioso panorama oscuro

que ofrece a sus miradas el futuro,

y con sus ojos de águila sondea

hasta el fin de los tiempos, y adivina

el porvenir de luchas y de horrores

que le aguarda a la América Latina.

José Asunción Silva”

 

Los golpes judiciales y parlamentarios están de moda en América Latina. Son montajes en los que los poderes del Estado se confabulan contra alguien. Coincidencialmente estos golpes siempre los reciben dirigentes de izquierda, entendiendo como tal a los dirigentes que no tienen en la mente sino acabar con la pobreza, repartir la riqueza de un país de abajo para arriba, primero para los pobres y si queda para los ricos , como debe ser, como es apostasía que sea.

En Paraguay le dieron un golpe parlamentario al obispo Fernando Lugo, el presidente y padre de todos los paraguayos, que quedaron huérfanos.

Todavía caliente ese golpe paraguayo, en Brasil le dieron otro golpe, parlamentario, a la presidenta exguerrillera Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores.

Hay golpes presidenciales pero también hay golpes contra alcaldes de ciudades que tienen un poder casi tan grande como la presidencia.

El ultraderechista representante de Colombia ante la OEA, Alejandro Ordóñez, siendo Procurador, hizo una intentona golpista contra el alcalde de Bogotá Gustavo Petro; le iban a aplicar el ácido como a Gaitán cuando ocupó esa misma alcaldía: Ha sido un placer. La OEA se nos volvió de ultraderecha, no se sabe quién es más ultraderechista si Almagro u Ordóñez.

Estos golpes institucionales han funcionado tan bien, tan desvergonzada y humillantemente,  que acabamos de fundar una nueva tradición latinoamericana: la de darles el golpe a los presidentes cuando son candidatos.

Luiz Inácio Lulla da Silva y Cristina Fernández de Kirchner ganarían sobradamente las elecciones presidenciales en Argentina y Brasil. Entonces les hacen de a montaje judicial. Montajes al por mayor y al detal.

Pero a veces la maldad es un bumerang que vuelve y se nos clava en el pecho. Mientras más persiguen a Lula más gente quiere votar por él. Mientras más persiguen a Cristina más gente quiere votar por ella. Petro se lanzó a la presidencia y sacó 8 millones de votos, rozó la presidencia.

A Cristina quieren meterla presa, a Lula lo metieron preso. Lo tienen incomunicado con el mundo exterior, ni puede conceder entrevistas. Lenin Moreno le quitó a Assange el teléfono y el internet. Lula es el Assange de Brasil.

Manizales,  domingo 30/ sep/ 2018

© Flóbert Zapata,  sep/ 2018