Poemas chilenos.Por Flóbert Zapata

20160408_135908

Foto: Bogota.

DICEN

Dicen que fue de la próstata

de lo que murió Neruda.

Digamos pues que a la próstata

la mató la dictadura.

 

DICE ALLENDE

Cuando la luz que encadena

nos conduce hacia la pena

sembradora de la nada,

una sombra enamorada

nos llega en forma de vena.

 

Al disparar dice Allende:

si un guerrero se defiende

la esperanza no se cierra,

desde el fondo de la tierra

una alameda se enciende.

 

GUARDA SILENCIO  

En usted Pablo Neruda

un poeta de los buenos.

Me conozco todo Chile

aunque nunca vi un chileno.

 

Todo cuanto sé del mundo

lo conocí de sus versos;

les procuraba su voz

pero los firmaba el pueblo.

 

Tan grande su amor a Chile

que Chile lo va siguiendo.

Entrar en su geografía

igual a entrar en su pecho.

 

En su nombre hallaba luz

todo lo que iba naciendo.

A Chile usted fue a nacer

desde la patria del viento.

 

Sus versos vivos expresan

que sobran los monumentos.

Los del Canto General

nunca escaparán de adentro.

 

Pausado fue su llorar

cuando Allende estaba ardiendo.

Desde entonces la esperanza

rodó triste por los puertos.

 

Fusiles desde la tierra.

Bombarderos desde el cielo.

Callaron todos los pobres.

El cielo aun guarda silencio.  

 

POR SUS CICATRICES

Por Isla Negra se entra a Chile.

Por una casa en ruinas

y secos cuerpos de cigarras,

de haber cantado tanto.

Por una frágil cama

rodeada de partículas

de lo que fueran barcos en botellas,

en la que muere un hombre sin morir

con la pluma empuñada.

Por el blues inaudible de un ataúd proscrito

alzado por cien sables.

A un pueblo se entra por sus cicatrices.

 

QUIERO EN TI LO QUE TIENES

Amada, patria mía, mi leche, compañera   

en la que sueño noches de panes apacibles.

 

Quiero en ti lo que tienes de dignidad y flor,

de cantos ancestrales y de luna que insiste.

 

Quiero en ti lo que tienes de Neruda,

lo que entregas de verbo que sonríe.

 

Los suspiros mestizos que en versos amorosos

con su azúcar sollozan y con su sal reviven.

 

Su hermandad sin fronteras,

su amor que de lo blanco llega a esfinge,

 

una carta que sale de ti mismo

y que él tan sólo firma con  humildad sin límites.

 

El alma del pasado

que ha vuelto y en raíces sobrevive   

 

y bebe tu café  

con reflejos de sangre y de rubíes.

 

Y odio en ti lo que en él te niegas tú,

aquello que en él matas y maldices.

 

BAJANDO VA NERUDA

Bajando va Neruda, va bajando

a exilios, a escondites, a climas, a embajadas.

Baja  a los caracoles y los vinos.

Baja a los mascarones y los besos,

a venas de mendigos,

a crónicas con hongos, para amarlas.

Bajando va a los pechos de la tierra

para chupar la leche negada a la memoria,

para restituir despojamientos,

para brindar común y comunero.

Bajando, va bajando,

si la luz se desvía, a contraluz;

a contravía si la muerte llama.

Andando por el iris de los monstruos,

lamiendo las heridas de los tristes.

Bajando, va bajando eternamente.

 

MORIR NERUDA NO SABÍA

Morir él no sabía,

Muriendo no lo mires.

Tenía piedras donde los otros tienen ojos

y un par de labios grises para la ruda boca

que muerde al corazón.

Sólo sabía dar

palomas como llaves o cabellos

y tenderle escaleras al verano.

Nacían en neblina sus palabras.

Le entregaba canciones al abismo.

Cada día de vida

sabía morir menos,  llorar más.

Sólo podía ser ola que de repente

se quedaba indecisa,

desarmada y pensaba:

oh, ventanales rotos a pedradas,

allanamientos pérfidos en los que los recuerdos

se van de uno en uno en manos de los guardias.  

Míralo palpitando, edificando,

en lentos funerales con trompetas de miedo

donde faltaron manos y sobraron cláveles,

donde sobraron ojos y faltaron mejillas,

no lo mires muriendo.

 

GRAFITEROS CAOBA

Tiró el Canto General

semillas contra la guerra

para que abriera la tierra

los surcos de El Capital.

Sobre los muros de cal

los grafiteros caoba.

¿Latinoamérica boba?

¿Latinoamérica muda?

Renace Pablo Neruda

en el sueño de la loba.

Manizales, domingo 30/ dic/ 2018

© Flóbert Zapata, dic / 2018