Neruda tiene un poema titulado Enfermedades de mi casa. ¿La hidrocefalia de su única hija fue producida para que se cortara toda su descendencia o para hacerlo sufrir, o ambos casos? Como yo viví herido por el atentado a mi padre en Pensilvania y amé a Gaitán para honrar a mi padre,también puedo hablar de enfermedades de mi casa. Reales o verdaderas, porque hay mucha trama en mi vida, enfermedades y cirugías.Luz Elena con bocio y miomas,Norma con cáncer de seno y tomando pastas para los nervios, León con asma y un dedo amputado, mi mamá con alta presión temprana y condenada a medicamentos,Ányela como un cadáver por la sobrecarga inhumana en el Comité.  Henry, Alexánder y León bajitos, Faber y yo los únicos sanos.Pero a Faber le buscaba pelea un sobrino de Ramiro,yo lo vi pelear con él varias veces,no entendía, Fáber mi héroe. De esa familia Giraldo recuerdo cosas duras. Uno de esos me fastidiaba, le decían Yamiio por un problema de pronunciación.Pero el médico de esa familia era querido con nosotros y nos invitó a una navidad en Samaria. Al tiempo los asesinaron en Tareas, en su propio balneario,presente Germán Cárdenas,otro liberal,muerto luego, y Gabriela Salgado quedó con su fortuna,que era altica.Por los lados Octavio.

Anuncios

Un llanto por Juan Carlos Navarrete

A Juan Carlos Navarrete lo recuerdo como un personaje de epopeya,no era de Manizales pero por allá estuvo.Me lo presentó Carlos Mario Uribe.Publicaba yo unos cuadernillos quería publicar a Juan Carlos,no se pudo,ahora pienso que pudo ser evitada esa publicación.No lo volví a ver,se fue.Al tiempo oí su nombre en Radio Habana Cuba,en la sección nos escriben, un mensaje del colombiano Juan Carlos Navarrete.Le pregunté a Carlos Mario por él.Me dijo que había muerto.Una hermana que trabaja en la Fiscalía le consiguió puesto en la Fiscalía en la parte de cadáveres y Juan Carlos se contaminó con una bacteria.

 

 

Protagonistas de novela

Cierto o simple actuación, lo sucedido aquella noche tuvo como protagonistas a

-Flóbert Zapata Arias

-El compañero:Rodrigo Mártinez, Roma

-El dormido:Conrado Alzate Valencia

-La señora: María Inés Gallego Marulanda.

Existe la probabilidad de que yo sea la víctima de la actuación y ellos los actores.De performances estás llena mi vida.Todos preparados por la ultraderecha colombiana.Este tal vez hubiera sido preparado por la ultraderecha literaria y artística en general.Todos los que lo sabían son unos criminales. Son matadores de poetas.

Si la situación allí desarrollada fue real, ya sabemos quién debe ir a la cárcel, ahora no estoy solo,tengo solidaridad.

 

Mañana amanece muerta doña Mariela

De pronto todo se ha revelado. Después de Fidel Castro y el presidente Chávez yo soy la persona contra la que más han atentado tanto en lo físico como en la personalidad. El teatro mío es macabro como el de ellos pero peor porque era una cultura entera contra mí solo. Lo que yo creía que eran agresiones intimidantes eran atentados mortales, lo que yo creía fortuito era preparado. Todo porque entraba y salía de los rituales y entraba a la sabiduría y me quedaba, porque comencé a trabajar el desapego, porque comencé a salirme de la cultura. En la cuarenta y cinco con veintidós, algo así, en el apartamento de casa  vieja al que llegamos por Galerías, ocurrió un incendio explosivo de una conexión eléctrica de mi pequeño cuarto o sea un corto circuito invasivo y vertiginoso. El incendio ocurrió en la mitad de la mañana. Falló la activación para mí la noche anterior mientras dormía o sería activado esa noche.  Sencillo, Flóbert Zapata murió de un corto circuito, con él murieron su hija y su nieto, o su hija y su nieto se salvaron, salvada la ciudad campesina. Nadie duda. Mi bebé me salvó, movió algo, activó el corto circuito. Mi bebé me ha salvado la vida siempre como yo lo salvé del atentado que le hicieron cuando estaba en el vientre. Si existiera justicia me sería entregada su custodia, ya verán por qué, si yo fuera rico o aspirante e hipócrita, es decir ultraderechista. Yo estaba cerca del cuarto pero afuera. En segundos mi cuarto se llenó de humo y calor y por poco se incendia la casa, las paredes y el tapete se quemaron, había paquetes de cuadernillos de periódico bien combustibles. Por poco perece doña Mariela, por poco perece bebé que entonces tenía tres años, pero todo se justificaba con tal de que pereciera yo. Yo me tapo la boca con un trapo y abro puertas y ventanas para poder sacar a doña Mariela y el niño a la calle. Si el corto circuito ocurre mientras una persona duerme no se salva, en segundos queda fulminantemente envenenada por el gas tóxico. El golpe es certero. Es el veneno de mil personas para una persona. Don José, hermano de doña Consuelo-abogada, vivía en un apartamento contiguo al apartamento nuestro, es  todero, y penetrar nuestro apartamento desde el suyo era cosa sencilla, más cuando todo estaba preparado para que entrar fuera fácil. Don José era expolicía. La policía y el ejército son universidades ultraderechistas, universidades del fanatismo, universidades del mal, universidades de la intolerancia. Fuimos conducidos a ese apartamento, no llegamos a él. Toda una trama.

Todo se vuelve creación y desaparece el odio

Este teatro de Carlos Mario, que me hizo muchos, ocurrió cuando los matadores de poetas le mataron su festival que iba bueno, se lo mataron a puñaladas, un mexicano  estuvo cerca de irse, se le fue la mano a la ultraderecha. Simulando un atraco veinte muchachos atacaron a una decena de poetas a media noche al retirarse de una taberna en la zona rosa, cosa atípica y  extraña,  el Cai estaba a media cuadra con un solo policía que no podía dejar el puesto solo.

Quería visitar al mexicano y Carlos Mario me puso una cita en el hospital al otro día. Apareció a la hora convenida, todo un caballero, venía con una mujer joven. Carlos Mario me saludó muy amable y me presentó a la mujer. Fátima Vélez. Porque conocer personas es muy bueno, la saludé con cortesía como siempre saludo pero ella me saludó como a una mierda, con desprecio a mi persona y se retiró rápido como se retira uno de una mierda, ni cruzamos palabra. Quedé aburrido. No entendía nada. Era el teatro de la ultraderecha en el mundo de la propia poesía. Ellos eran dos, yo era uno solo, ellos me atacaban por la espalda, yo no sabía, siempre se dejan huellas, todo tiene su lado positivo y negativo, dos dejan más huellas que uno pero siempre se dejan huellas. Esto no se va a investigar, en un país donde todavía cortan cabezas con machete qué van a investigar los cortes con bisturí en una autoestima.

Sé ver lo bueno. En una librería de usados por la 45 me encimaron el libro de Fátima Vélez de la colección Méndez Camacho o Externado. Hay un poema ahí que me estremeció. No hay más, ese podía haber sido un libro de una sola hoja pero ese poema vale por las hojas perdidas. Yo también publiqué libros que tenían un solo poema bueno, a todos nos pasa. Yo también tuve estímulos cuando comenzaba que me llevaron hasta donde llegué, al lugar más maravilloso, aquel momento en que disfrutas escribiendo, todo se vuelve creación y desaparece el odio.

Su doblez como una bendición

Venezuela siempre ha sido famosa por sus telenovelas.

En Transmilenio hay una telenovela venezolana todos los días, la gente entorna los ojos, abre la boca y se le salen las babas o llora de sentimiento. La protagonizan venezolanos y venezolanas jóvenes que lo hacen por ultraderechistas o que reciben dinero por el papel, siempre para menoscabar a Gustavo Petro. Falsimedia dice que Petro va a convertir a Colombia en Venezuela y los venezolanos dicen No voten por alguien que convierta a Colombia en Venezuela. Sencillo el teatro.

Los venezolanos siempre aparecen vendiendo confites y con un fajo de bolivares y dicen que con eso no se compra un cartón de huevos o una crema dental pero la muchacha de ayer tenía los dientes perfectos y perfectamente blancos.

Casi todos son bien nutridos y  vestidos de marca.

Siempre llevan un compañero que finge no saber nada o quizá varios.

Alguna gente los confronta con decencia. Por el comportamiento de una señora creo que les contratan un colombiano para que los apoye,  al salir saca una moneda y se la da compadecido.

Antes hablaban a garganta pelada, ahora ya van con micrófono.

A medida que se acercan las votaciones aumentan sus incursiones.

De la telenovela de la televisión encanta el movimiento, de la telenovela de Transmilenio encanta también el movimiento pero un movimiento distinto, lo que se dice es lo mismo pero siempre lo dice alguien distinto, en cada capítulo de la televisión esperamos sucesos distintos, en cada capítulo de Transmilenio esperamos rostros distintos, voces de distinta dulzuras, pintas distintas. Diríase que las más bonitas y los más bonitos actúan en esta telenovela venezonala de Transmilenio, porque fascinan e hipnotizan como fascinan e hipnotizan las presentadoras de noticias para que les creamos las mentiras a rajatabla, para aceptar su doblez como una bendición.

Y en Manizales hay un señor que tiene mil

isaías

A mí no me gustan los rituales pero me gustan los libros sagrados y la sabiduría que tienen, obviamente también la Biblia, yo leo mucho la biblia, la leo más que los curas  que me persiguen, que curas buenos hay, busquen en mi wordpress un poema a Javier Giraldo y Numa Molina, la leo tanto como la leyó Vargas Vila,  además curas hay perseguidos como yo o Wadis. El cura de Neira me cogió en misa, todavía no sé lo que dijo porque a todos nos da miedo decir. En Neira, uno de los pueblos de mentalidad más ultraderechistas de colombia, los paisas somos así, no, no somos así, así nos hacen.

Dice clarito el profeta Isaías en la Biblia: “Sólo tendrás casa para vivir, no tendrás casa para arrendar”, para quitarle el dinero al otro, trabajarás para vivir bien, desecha la idea de volverte rico porque embrutece y te hace malvado ¿No es muy bello? Que el ideal colombiano sea que simplemente vivamos bien y ya. Que el ideal no sea la riqueza sino la tranquilidad. Siempre sólo una casa, ahorro y me compro otra mejor pero siempre sólo una casa. Pero conseguimos otra casa por el miedo económico. El miedo económico, uno de los miedos a derrotar, porque el miedo económico es un tormento insoportable del nuevo infierno cuando el viejo ya murió. Otros han sido tirados a la codicia porque el cielo también murió. Sueñan con ser dueños de todos los apartamentos, sueñan con tener diez apartamentos, sueñan con tener cien apartamentos, y en Manizales hay un señor que tiene mil.